31 jul. 2012

Granizado de limón

¿Cómo lleváis el verano? ¿Bien, mal, regular, de vacaciones o trabajando? Ya dije que a mi el verano no me apasiona, más que nada por el calor, porque todo lo demás que trae consigo esta época, me gusta: vacaciones, playa, piscina, tapeo, terracitas,...

Es muy típico del verano salir a tomar algo a alguna terracita, sobre todo a las terrazas de las heladerías, que están a rebosar ¿verdad? Y es que con tanto calor, apetece algo fresquito, con muuuucho hielo! 

Para los que no les apetezca salir a la calle con la que está cayendo -en todos los sentidos- os dejo la "receta" de como hacer granizado de limón casero.



Para hacer granizado de limón casero para dos personas vamos a necesitar: 

  • 3 limones
  • 150-200 gr de azúcar
  • 300-400 ml de agua
Es muy sencillo de elaborar. Para empezar, lavamos bien los limones, les quitamos los extremos y los partimos en trozos. Vamos poniéndolos en el vaso de la batidora. Echamos la mitad del agua y batimos bien hasta que quede homogéneo. Con ayuda de un colador o un chino, vamos colando bien a otro recipiente. 
Al líquido resultante, que nos habrá quedado un poco espeso después de colarlo, le echamos el resto del agua y el azúcar, y volvemos a batir con la batidora hasta que quede bien mezclado.
Ahora es el momento de probar para rectificar de azúcar si vemos que no nos ha quedado lo suficientemente dulce para nuestro gusto.
Metemos en un recipiente al congelador. Yo he utilizado una botellita de plástico con tapa de las que dan en las horchaterías cuando pides para llevar, pero podéis utilizar lo que queráis que tengáis por casa y que os pueda servir. 
Cuando pase una hora, sacamos del congelador y batimos un poco. Volvemos a meter. Volveremos a mirar cada hora más o menos como va nuestro granizado, y lo agitaremos para que se vaya congelando uniformemente. Cuando tenga la textura congelada que queramos, lo sacamos del congelador y lo servimos. 
También podemos dejarlo que congele del todo y otro día cuando queramos tomarlo, lo podemos sacar al frigorífico con tiempo para que descongele lo suficiente. 

Y con este granizado me despido hasta Septiembre, volveré con más y mejor.

¡Feliz verano!

27 jul. 2012

Pizza caprichosa

Ya os conté como hago la masa de pizza casera de forma muy fácil, y desde que preparamos las pizzas en casa no hemos vuelto a llamar al pizzero ni una sola vez. Y es que las pizzas caseras están, si cabe, todavía más buenas que las que se pueden pedir en las pizzerías más reputadas de la ciudad. 

Ahora cuando toca pizza -normalmente las hacemos el viernes o sábado para cenar, así en plan relax y sin estresses - nos dedicamos a versionar todas las pizzas con nombre propio... la barbacoa, la hawaiana, la bolognesa y por supuesto, la pizza caprichosa.


Realmente no sé de donde le viene este nombre de "caprichosa", porque los ingredientes tampoco es que sean una extravagancia, supongo que sería el capricho de alguien o que la gente le echa lo que le da la gana a capricho, yo que sé.

El caso es que en casa hemos hecho la interpretación personal de la pizza "caprichosa" que suelen tener estos restaurantes "italianos" de la manera más fiel que hemos podido. Aquí va.

Para hacer una pizza caprichosa para dos personas vamos a necesitar:
  • Masa de pizza
  • 1 tomate
  • 5 lonchas de mozarella y/o mozarella rallada
  • 4 lonchas de jamón de York gruesas
  • 3 champiñones
  • 5 corazones de alcachofa en conserva
  • Orégano
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen
Estiramos la masa que habremos echo con anterioridad, dándole - o intentando darle- una forma redondeada. Ponemos el tomate, que habremos triturado con un poco de sal y aceite, extendido sobre la base de pizza. Metemos al horno precalentado a 200ºC durante unos 3 minutos, para que la masa se hornee un poco y no quede blanda cuando le añadamos el resto de ingredientes.

Mientras vamos cortando las lonchas de jamón a cuadrados, los champiñones en láminas finas, y los corazones de alcachofa por la mitad.

Sacamos la masa del horno y colocamos las lonchas de mozarella o la mozarella rallada repartidas por toda la superficie, el jamón York, los champiñones y las alcachofas.

Volvemos a espolvorear mozarella rallada y metemos al horno durante unos 10-15 minutos a 200ºC.

Sacamos del horno, espolvoreamos con un poco de orégano y disfrutamos.

23 jul. 2012

Ensaladilla rusa básica con lactonesa

¿Qué sería del verano sin ensaladilla rusa? Bueno, del verano, y de las vitrinas de tapas de los bares, en los que la ensaladilla nunca falta.

La ensaladilla rusa - adaptación de la ensalada Olivier verdaderamente rusa- es uno de esos platos que hemos hecho nuestros, que nunca falta en nuestra mesa y que cada cual hace a su manera, eso sí, respetando como base patata, verduras y mucha mucha mayonesa.

Yo en este tema de la ensaladilla rusa soy muy básica, me gusta con los ingredientes justos y en verano no arriesgo, nada de mayonesa casera, le tengo terror a la dichosa salmonella. A si que opto o bien por mayonesa industrial o bien hago lactonesa, de sabor más suave pero igual de buena.



Para hacer una ensaladilla rusa básica para dos personas vamos a necesitar:
  • 400 gr de patatas
  • 2 zanahorias
  • 200 gr de judías verdes finas
  • 2 latas de atún
  • 2 huevos (para cocer)
  • 1 bote de aceitunas rellenas de anchoa

Para la lactonesa:
100 cc de leche, 200 cc de aceite de oliva virgen, una pizca de sal y un chorrito de zumo de limón.

Ponemos las patatas a cocer en abundante agua, junto con la zanahoria y las judías verdes. Cuando la patata esté bien cocida, lo sacamos todo y lo dejamos escurrir y enfriar. Cortamos todo en dados y lo ponemos en un bol amplio. Salamos.

Ponemos los huevos a cocer y  cuando estén listos, los pelamos y los picamos. Añadimos al bol con las verduras.

Incorporamos las latas de atún escurridas, y las aceitunas también escurridas. Mezclamos bien.

Para hacer la lactonesa, ponemos en el vaso de la batidora la leche, el aceite, la sal y el zumo de limón. Metemos el brazo de la batidora y batimos sin moverlo hasta que veamos que empieza a emulsionar, entonces podremos mover arriba y abajo para que termine de hacerse. Probamos y rectificamos de sal si fuese necesario. Incorporamos al bol y mezclamos bien con el resto de ingredientes. 

Metemos todo al frigorífico para que enfríe bien, y en el momento de servir podemos poner unos colines pinchados sobre la ensaladilla.

Esta forma de hacer la ensaladilla es muy básica, ya que es un plato que admite un sinfín de ingredientes variados como guisantes, pimiento rojo, maíz dulce, jamón cocido, ... A mi personalmente me gusta así, sencilla, pero con mucho sabor y bien fresquita.

13 jul. 2012

Bizcocho de piña invertido (Pineapple upside down cake)

Uno de los bizcochos que más me gustan es éste de piña, porque es muy sencillo de elaborar y queda muy jugoso. Conocido como bizcocho de piña invertido o pineapple upside down cake es ideal para una merienda o como postre. Os animo a hacerlo, ya que, aunque en la foto no haya salido muy favorecido, está buenísimo.


Para elaborar un bizcocho de piña invertido para dos personas vamos a necesitar:
  • 4 rodajas de piña al natural (he utilizado de bote)
  • 50 ml del almíbar de la piña
  • 2 huevos
  • 125 gr de azúcar
  • 35 gr de mantequilla más otro poco para engrasar el molde
  • 125 gr de harina
  • 1/2 cucharada de levadura
  • Azúcar moreno para espolvorear el molde
Primero untamos el molde con mantequilla y espolvoreamos con azúcar moreno hasta que quede bien cubierto todo el interior del molde. Ponemos las rodajas de piña, que habremos tenido escurriendo bien en un colador, sobre el fondo del molde. Aquí podemos utilizar toda la imaginación de la que seamos capaces para disponer los trozos de piña formando diferentes dibujos o formas a nuestro gusto. Reservamos en el frigorífico.

Mezclamos los huevos con el azúcar, añadimos el almíbar y la mantequilla y removemos bien hasta que quede una mezcla homogénea.

Tamizamos la harina y la levadura e integramos con el resto de ingredientes con movimientos envolventes.

Vertemos la mezcla en el molde sobre los trozos de piña, con cuidado de que estos no se nos muevan mucho y se descoloquen. 

Metemos en el horno que habremos precalentado a 180ºC, durante unos 40 minutos aproximadamente.

Una vez terminado el horneado, debemos desmoldarlo antes de que se enfríe. Con cuidado y con ayuda de un cuchillo, lo pasamos por las paredes del molde para que se despegue bien el bizcocho. Con ayuda de un plato le damos la vuelta al bizcocho como si fuera una tortilla y lo dejamos enfriar desmoldado en el plato.

Como podéis ver se trata de un bizcocho muy sencillo con el toque diferente que le aporta la piña que impide que quede seco e insípido. Además la harina y los huevos son principales en esta receta y por suerte, todavía siguen teniendo un IVA superreducido del 4% y de momento nos los podemos permitir.... ains no sigo, que me quemo!.

9 jul. 2012

Calabacines rellenos de atún

Recuerdo que los calabacines rellenos que hacía mi madre de esta manera me chiflaban cuando era una enana. Me parece una receta sencilla y muy apropiada para ofrecer verdura a los más peques de una forma diferente, aunque el calabacín es uno de esos "verdes" a los que los niños no hacen muchos ascos y acompañado de atún y queso siempre es un éxito como receta infantil.


Para hacer calabacines rellenos de atún para dos personas vamos a necesitar:

  • 2 calabacines
  • 1 tomate grande
  • 1 lata de atún
  • 1 cebolla
  • 80 gr de queso que funda bien (yo he usado queso de cabra semicurado)
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal y pimienta

Lavamos bien los calabacines, los secamos, les quitamos los extremos y los partimos en 2 o 3 trozos, según sean de grandes. Con ayuda de un cuchillo, cuchara o sacabocados, le vamos sacando la carne y la reservamos. A cada uno de los trozos le dejaremos en uno de los extremos un poco de carne para que haga de base.

Mientras en una sartén ponemos la cebolla a pochar en un poco de aceite junto con la carne del calabacín picada. Cuando adquiera un color transparente, incorporamos el tomate pelado y cortado a dados y el atún escurrido. Salpimentamos y damos vueltas para que se mezclen todos los ingredientes y nos quede una pasta espesita. Retiramos del fuego e incorporamos el queso rallado, reservando un poco para espolvorear por encima.

Rellenamos todos los calabacines con la mezcla elaborada y ponemos el queso que hemos reservado por encima a modo de tapón.

Metemos al horno precalentado a 180ºC durante 35-40 minutos.

6 jul. 2012

Magdalenas de cacao con almendra crujiente

Ya tocaba una receta dulce, aunque con los días de calor achicharrante que están cayendo no apetece nada encender el horno. Menos mal que anteayer el clima nos dió una tregua e hizo un día más fresquito por lo que no tardé en decidirme a hacer estas magdalenas de cacao tan ricas.


Para hacer magdalenas de cacao para dos personas (salen unas 8-10 unidades grandes) vamos a necesitar:
  • 125 gr de harina
  • 40 gr de cacao
  • 30 ml de leche
  • 130 gr de azúcar
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 1/2 sobre de levadura química
  • 2 huevos
Ponemos en un bol los huevos con el azúcar, la leche y el aceite y mezclamos hasta que quede homogéneo.
Tamizamos sobre la mezcla la harina y la levadura. Con movimientos envolventes vamos haciendo que quede una masa uniforme y sin grumos. 
Añadimos el cacao y removemos hasta que quede integrado en la masa.
Dejamos reposar en el frigorífico 1/2 hora.
Ponemos las cápsulas de papel en un molde para hornear magdalenas, ya que esto impedirá que las magdalenas se desparramen y nos quedarán con una bonita forma y subirán bastante. Yo no tengo bandeja y suelo usar los moldes de aluminio para flanes, y me van muy bien.
Rellenamos con la mezcla las cápsulas de papel alrededor de 3/4 de su capacidad. Espolvoreamos almendra crujiente por encima de las magdalenas.
Metemos al horno, que habremos puesto a precalentar a 180ºC con calor arriba y abajo, y las dejaremos horneando alrededor de 15 o 20 minutos. Para saber si están cocinadas en el interior podemos pincharlas con un palillo y si sale limpio están hechas. Si sale manchado debemos dejarlas unos minutos más hasta que se terminen de hacer en el centro.

5 jul. 2012

Tips de cocina: Ajo y perejil siempre listos para condimentar

¿Eres de l@s que siempre le echa un poquito de ajo y perejil a la sepia, a esos champiñones que vas a hacer al horno, a la masa de las albóndigas, al filete de pollo que parece que va a quedar un poco seco... o te da tanta pereza ponerte a pelar un solo ajo que al final acabas comiéndotelo así, a lo "triste"?

Pues te voy a dar un consejo que siempre he visto hacer en casa y que te va a permitir tener preparado el ajo y el perejil para cuando lo necesites. Consiste en tener preparada una picada de ajos y perejil en un botecito en el frigorífico. Le pondremos aceite que hará que nos dure más tiempo y que se mantengan los sabores y aromas perennes.



Yo suelo usar por cada manojo de perejil una cabeza de ajos mediana, pero como todo, esto va en gustos, a si que las proporciones variarán dependiendo de que nos guste más o menos el fuerte sabor del ajo. 

Lo podemos hacer tanto con picadora, batidora o en el mortero de toda la vida. Si lo hacemos con este último, debemos echar un poquito de sal para facilitar la labor del majado. En cualquiera de las opciones de elaboración echaremos los ajos y el perejil lavado y escurrido, y lo picaremos más o menos dependiendo de que nos guste con trocitos o totalmente picado, como una pasta. Le añadimos aceite de oliva virgen y removemos. Ponemos dentro de un bote con tapa.



Tener este picadillo nos va a facilitar mucho la labor en la cocina para cualquier plato que estemos elaborando o para añadir ese último toque a las carnes o pescados a la plancha. 

2 jul. 2012

Como hacer masa de pizza casera. Paso a paso en fotos.

Recetas de masa casera para pizza hay muchas y muy diversas: algunas llevan huevo, otras leche, y otras incluso no llevan levadura, sin contar los tiempos de reposo, que varían mucho según la receta. 

Hoy traigo una receta de masa de pizza casera bastante sencilla y rápida en su elaboración (sin contar los tiempos de reposo, claro está) que podemos hacer con ingredientes muy básicos y da muy buen resultado.

Los ingredientes necesarios para preparar una masa de pizza casera para dos personas son:
  • 250 gr de harina
  • 15 gr de levadura fresca
  • Medio vaso de agua
  • Una pizca de sal
  • Una cucharada sopera de aceite de oliva virgen
  • Un poco de harina para estirar la masa

Paso a paso: