30 jun. 2012

Naranjada para los calores veraniegos


Se acerca una ola de calor!".... ufff, no sé vosotros, pero yo es oír esto en las noticias y me entran los siete males. 

Sé que cuando se acerca una ola de calor lo voy a pasar mal, pero muy mal, porque una cosa es que no me guste mucho el verano porque soy muy calurosa y me considero más de entretiempo - y que aún así, pueda disfrutar de ciertos momentos piscineros y demás que nos ofrece el verano - pero otra cosa muy distinta es que tengamos el mismo clima que en el mismísimo desierto, esto ya sí que no hay cuerpo que lo aguante, a no ser que seas un tuareg y lleves años de entrenamiento a tus espaldas.

Pero bueno, las cosas vienen como vienen, y el clima es uno de esos asuntos de la vida que no podemos manipular a nuestro antojo, a si que, al mal tiempo buena cara y a pasar la ola bebiendo mucho líquido, que es lo que nos pide el cuerpo.



Y no tiene porque ser agua sólo lo que le echemos al cuerpo, que al final el paladar es muy exquisito y se cansa de tanta insipidez, a si que os propongo que pongáis un poco de color y sobre todo sabor a vuestras bebidas contra el sofoco, preparando una naranjada fresquita.

Para hacer naranjada para dos personas vamos a necesitar:
  • 4 naranjas de zumo
  • 1/2 vaso de agua fría
  • 2 cucharadas de azúcar
  • Hierbabuena
  • Hielo a discreción

Exprimimos las naranjas y colamos bien el zumo para que no contenga grumos. Mezclamos con el medio vaso de agua y el azúcar y removemos bien hasta que se disuelva.
En dos vasos ponemos unas hojas de hierbabuena, hielo al gusto y el zumo de naranja que hemos preparado anteriormente. 
Bebemos despacio, para que después no nos duela la cabeza - palabras sabias de madres y abuelas que tienen una explicación muy sencilla -. 

28 jun. 2012

Tallarines a la carbonara falsos

Toda la vida pensando que esta receta de salsa carbonara era la auténtica, hasta que probé la de verdad en un restaurante italiano italiano. Os podéis imaginar mi cara de sorpresa cuando me trajeron el plato... ¿y la nata? ¿y el bacon? Pues no, no señores, no tenían nata ni bacon, pero eso sí, estaban buenísimos.

La receta original por lo visto sólo lleva espagueti, huevos, pimienta negra y tocino, y punto pelota. Bueno y aceite de oliva, que para algo somos mediterráneos. Ni nata, ni cebolla, ni bacon, ni parmesano. Y es que se podría decir que este plato a dado muchas vueltas al mundo, y en cada vuelta, toma, un ingrediente nuevo al canto. Al final como resultado, tenemos esta carbonara un tanto falsa, que nos venden como verdadera y que se parece a la de verdad en el blanco de la pasta. 


Podéis ver aquí un video de la salsa carbonara más purista que he encontrado y mientras yo os dejo con los ingredientes para cocinar estos tallarines a la carbonara falsos para dos personas, y los ingredientes que vamos a necesitar son:
  • 200 gr de pasta (en este caso espagueti)
  • 200 ml de nata líquida
  • 150 gr de bacon en tiras
  • 1 cebolla
  • 1 yema de huevo (opcional)
  • Pimienta negra
  • Queso parmesano rallado al gusto
  • Sal 
  • Aceite de oliva

Ponemos a cocer la pasta en abundante agua con sal y un chorrito de aceite. Cuando esté cocida, al dente o a nuestro gusto, escurrimos y reservamos.

Mientras en una sartén, ponemos una cucharada de aceite de oliva y sofreímos la cebolla picada fina junto con el bacon cortado en tiras.

Cuando esté dorado tanto el bacon con la cebolla, echamos la nata, espolvoreamos con la pimienta negra y el queso parmesano, y mezclamos bien. 

Retiramos del fuego y echamos la yema de huevo, mezclándolo bien para que quede integrado en la salsa. Este paso es opcional, si no queremos yema de huevo podemos saltar al siguiente paso sin incorporarla a la salsa, al fin y al cabo es una receta de carbonara falsa, cualquier parecido con la realidad es pura ficción.

Echamos los tallarines escurridos a la sartén, y damos vueltas hasta que se mezcle todo bien y la pasta se impregne bien en salsa. Servimos. 

25 jun. 2012

Queso mozzarella frito

En casa no somos muy de fritos, pero hay recetas que me resisto a dejar de lado, porque apetecen y muy de vez en cuando no hacen daño al cuerpo, y sí dan gusto al paladar.
Una de estas recetas que hago a veces, sobre todo a modo de aperitivo o acompañamiento es este queso mozzarella frito que queda con un sabor muy suave, tierno en el interior y crujiente por fuera, una delicia.


Para hacer queso mozzarella frito para dos personas vamos a necesitar:
  • 1 queso mozzarella fresco (1 bola)
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Orégano
  • Aceite de oliva

Es muy sencillo de hacer. Primero sacamos el queso y lo dejamos unos 10 minutos en un escurridor para que suelte líquido. 
Mientras prepararemos en un plato el huevo batido y en otro plato mezclaremos pan rallado con orégano.
Partimos la mozzarella por la mitad y pasamos primero por huevo y después rebozamos con el pan rallado. Inmediatamente freímos en aceite de oliva muy caliente hasta que dore por ambos lados. Sacamos a un plato en el que habremos puesto papel absorbente, para que coja todo el aceite sobrante de la fritura.
Servimos sólo o como acompañamiento de algún otro plato. 

El queso mozzarella tradicional se realiza a partir de leche de búfala, aunque en el mercado también existe mozzarella de leche de vaca, y la mayoría de veces no se especifica claramente de que leche se trata. Yo he probado ambos y sinceramente no encuentro mucha diferencia entre uno y otro. Ambos son igual de aptos para esta receta, ya que quedan igual de fundidos y de sabor igualmente suave.

23 jun. 2012

Coca amb tonyina con bacores para la noche de San Juan

Esta noche es la noche más corta del año, según dicen. Cargada de supersticiones y de historias que cambian según donde nos encontremos, casi todos los lugares coinciden en poner al fuego como elemento purificador y para dar más fuerza al sol, que a partir de ahora irá mermando en horas en total al día.

No me voy a enrollar ahora contando en que consiste esta festividad, tan importante en mi tierra, Albacete, en la que esta noche harán una gran hoguera en la explanada de la Feria, alimentada con muebles viejos, y en la que los albaceteños arrojarán su antorcha cargada de deseos por cumplir y de todo "lo malo" por quemar.


En Alicante, la tierra que ahora me acoge, las hogueras de San Juan son su festividad más importante, es su fiesta oficial, que según hemos podido comprobar estos días, la viven con ilusión y muchas ganas. 

Tengo la manía de querer enterarme siempre, en estos casos de fiestas y demás, que es lo típico que se come en ellas. Mi novio me conoce bien, y ayer me sorprendió trayéndome esta coca amb tonyina (coca con atún) que es lo típico que se come en estas fiestas sanjuaneras por Alicante. Informándome un poquito por internet comentaban que era típico comerlas con bacores (brevas), a si que no pude resistirme y me dí un paseíto a la frutería a comprar unas cuantas.

Aunque tradicionalmente esta coca se comía la noche de la plantá, 20 de Junio, hoy en día se consume durante cualquier día desde el 20 al 24 de Junio, fechas en que se celebran estas fiestas. Nosotros nos decidimos a probarla anoche y está deliciosa. El relleno de esta coca está elaborado con atún llamado de sorra, que viene a ser la ventresca del atún en salazón, junto con cebolla y piñones, muchos piñones. La verdad es que me sorprendió mucho su sabor, la esperaba más salada, pero tiene un sabor buenísimo y con mucho carácter, que hace un buen contraste con el sabor dulzón de las brevas. Me encanta.


En internet podemos encontrar varias recetas de esta coca, y aunque las fechas señaladas para comerla pasen, con permiso de l@s alicantin@s, pienso hacer una, aunque sea a destiempo. Ea. Espero que me salga tan buena como la que probamos anoche y deboraremos para cenar hoy.

¡Os deseo una noche mágica! 

22 jun. 2012

Ensalada con bacon, salsa de queso azul y pipas

Mi media naranja y yo no somos mucho de salir por ahí. Cuando éramos muy jovencitos sí, pero con el paso de los años nos hemos ido volviendo más "de interior", más caseros, y más todavía en el último año en el que por fín hemos podido comenzar a vivir juntos. Nuestras salidas a restaurantes y bares se resumen en fechas muy muy señaladas - en las que incluso muchas veces nos quedamos en casa para cocinar algo especial - o cuando vienen amigos de visita y les apetece cenar fuera. 

Normalmente siempre acabamos en un italiano, no sé si por comodidad, porque sabemos que siempre habrá algo que nos guste, o por costumbre. Y fue en el último italiano en el que cenamos hace unos meses donde probamos esta ensalada. Tenía otro nombre que no recuerdo, y en cuanto la trajeron a la mesa y la probamos, nos gustó tanto que nos pusimos a analizar cada ingrediente para luego poder hacer la réplica en casa.


Para hacer esta ensalada con bacon, salsa de queso azul y pipas para dos personas vamos a necesitar: 

1/2 de lechuga iceberg
2 puñaditos de rúcula
100 gr de bacon 
200 ml de nata
50 gr de queso azul
un puñadito de pipas peladas


La elaboración no tiene mayor complicación. Por un lado cortamos la lechuga en juliana y la lavamos bien junto con la rúcula. Escurrimos y ponemos en una fuente amplia.
Pasamos el bacon por una sartén sin aceite para que tueste. Una vez tostado lo ponemos por encima de la lechuga.
En un cazo ponemos a calentar la nata junto con el queso azul, y removemos sin parar hasta que se forme una salsa homogénea. Repartimos la salsa por encima de la lechuga. 
Espolvoreamos con pipas peladas al gusto. Servimos inmediatamente.

21 jun. 2012

Ensalada templada de pasta y....

... bienvenido verano!!! Por delante quedan 90 días de época estival, que unos disfrutarán  a tope y otros sobrellevaremos como podamos. No es que odie el verano - odio la palabra odiar - es que el verano me agobia muchísimo, a pesar de que este año tenga la piscina en la puerta de casa y la playa a 1 km. Yo soy más de entretiempo, las temperaturas extremas, igual que cualquier cosa o situación extrema de mi vida, no me gusta demasiado.

Y como hoy estoy hablando de los puntos medios, traigo esta ensalada de pasta templada, porque a veces la comida no se come ni fría ni caliente.


Los ingredientes para preparar esta ensalada templada de pasta para dos personas son:
  • 2 tomates
  • 200 gr de bacon
  • 1 cebolla
  • 10 espárragos verdes
  • 50 gr de queso semicurado de cabra
  • 120 gr de pasta para ensaladas (he utilizado margaritas tricolor para que quede una ensalada vistosa)
  • Orégano seco molido
  • Sal 
  • Aceite de oliva

Ponemos a cocer la pasta en abundante agua salada. Cuando esté cocida, escurrimos y reservamos.
Mientras cuece la pasta, ponemos en una sarten con tres o cuatro cucharadas de aceite la cebolla cortada en juliana, a fuego lento que vaya caramelizando.
En una plancha o sarten ponemos los espárragos que se vayan haciendo a la plancha. Cuando estén tostaditos, los cortamos en trozos y los reservamos.
En la misma sarten o plancha en la que hemos asado los espárragos, ponemos el bacon cortado en tiras, y lo vamos cocinando hasta que suelte toda la grasa y quede crujiente.
Cortamos el tomate y el queso a dados.
En un bol amplio ponemos la pasta cocida, y vamos añadiendo el bacon, los espárragos, la cebolla caramelizada, el tomate y el queso, y aromatizamos con orégano seco molido. Mezclamos bien y servimos.

18 jun. 2012

Ensalada de patatas veraniega

Las ensaladas son para el verano... y para el resto del año. Como ya dije aquí, en casa nunca falta una buena ensalada acompañando las comidas y cenas. Aunque sí es verdad que cuando el sol aprieta, el cuerpo pide más este tipo de platos y pasan de ser acompañantes a ser principales en nuestras mesas.

Para dar la bienvenida a la época estival de forma oficial, esta semana la dedico a las ensaladas. Empezando por esta receta heredada de mi madre, no se pasa el verano sin que la haga al menos una vez cada 15 días. Me parece perfecta para tenerla preparada en el frigorífico el día de antes, para llevarla en un tupper al trabajo, e incluso para pasar un día en la playa y comerla bajo la sombrilla con una cerveza bien fresca.


Admite diferentes ingredientes, pero los que necesitamos para preparar esta ensalada de patatas veraniega para dos personas a mi manera (y a la de mi madre) son:
  • 2 patatas
  • 8-10 tomates cherry
  • 1 huevo
  • 1 lata de atún (mejor si es en aceite de oliva)
  • aceitunas (al gusto)
  • Cebolla (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Perejil



Primero lavamos las patatas y las cocemos en abundante agua con sal. Pelamos y cortamos en tacos de aproximadamente 2-3 cm de grosor. Iremos poniéndolas en un bol amplio.

Cocemos el huevo, lo pelamos y lo picamos (no muy fino). Ponemos en el bol junto a la patata troceada.

Añadimos una lata de atún; si es en aceite de oliva, no hace falta escurrir el aceite, lo pondremos también. Si es al natural o en otro tipo de aceite, escurrimos y ponemos sólo el atún.

Lavamos los tomatitos cherry, cortamos por la mitad y añadimos al bol.

Incorporamos las aceitunas que más nos gusten y en la cantidad que queramos. Yo en este caso he puesto unas verdes partidas en salmuela, aunque lo ideal serían unas aceitunas negras sin hueso.

Pondremos si nos gusta, una cebolla en rodajas finas. Yo no lo hago porque la cebolla cruda me resulta muy indigesta, aunque la verdad es que le da un toque muy bueno a esta ensalada.

Cuando ya tengamos todo en el bol, aliñamos con sal, perejil picado y aceite y mezclamos. Si hemos añadido el aceite de la lata de atún, en este caso pondremos menos aceite, porque sino nos puede quedar una ensalada demasiado aceitada. Reservamos en el frigorífico para que enfríe. 

15 jun. 2012

Risotto con calabaza

El arroz es uno de los productos estrella en mi cocina. Ya sea arroz cocido a palo seco o en la más rica de las paellas, sin duda lo comería todos los días. Por eso me fastidia tanto que siendo el ingrediente predilecto de mi paladar, no consiga cogerle el punto exacto que quiero en la cocina, pero intentarlo, lo intento. Y uno de los platos con arroz que me suelen quedar bastante resultones es este risotto con calabaza, que aunque tal vez no utilice el arroz que debiera para hacerlo, el desenlace es siempre meloso, seguramente gracias a la calabaza.


Los ingredientes para hacer risotto con calabaza para dos personas son:
  • 180 - 200 gr de arroz (debería ser carnaroli)
  • 200 gr de calabaza pelada y despepitada
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 120 gr de bacon cortado en tiras
  • 1 cebolla pequeña
  • Aceite de oliva 
  • 30 gr de queso parmesano rallado

Para empezar, sofreímos la cebolla picada lo más fina posible en una sartén con un par de cucharadas de aceite. Incorporamos el bacon cortado en tiras cortas. 

Partimos la calabaza en dados y la ponemos en la sartén junto a la cebolla y el bacon. 

Cuando la calabaza esté blanda, agregamos el arroz a la sartén y lo salteamos durante un minuto removiendo continuamente.

Tendremos en un cazo al fuego el caldo de verduras, para mantenerlo hirviendo e ir agregándolo al arroz sin que éste rompa su temperatura de cocción. Primero echaremos el caldo suficiente para que el arroz quede cubierto pero no encharcado, e iremos echando caldo al arroz cuando veamos que lo necesite conforme el caldo se vaya consumiendo,  de modo que el arroz no quede ni ahogado ni seco. Pasado el tiempo estimado de cocción (15 - 20 minutos), probamos y retiramos del fuego cuando los granos estén a nuestro gusto. 

Añadimos el queso parmesano rallado y servimos.

14 jun. 2012

Guiso de sepia con patatas

Comer de cuchara no tiene porque ser cosa del invierno. En verano también podemos disfrutar de un buen guiso si lo hacemos con ingredientes ligeros, como es el caso de este plato de sepia con patatas.


Los ingredientes necesarios para hacer un guiso de sepia con patatas para dos personas son:

  • Una sepia de 1/2 kg aproximadamente (tamaño mediano)
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 2 patatas medianas (de 30 gr aproximadamente)
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 hoja de laurel
  • 100 gr de salsa de tomate
  • Aceite de oliva
  • Pimentón dulce
  • Sal 
  • Perejil
  • Pimienta negra

Para empezar, y lo más importante a mi entender, es arreglar bien la sepia. Para que nos quede tierna, ya sea en guiso o a la plancha, es imprescindible quitarle la membrana que la recubre toda. Es finita, pero está ahí y nos estropeará cualquier plato. A veces es una ardua tarea, pero es el punto clave para que nos quede perfecta. Si no hacemos este paso, la sepia nos quedará dura y correosa y el guiso se irá al garete. Una vez quitada la piel y bien limpia, la troceamos. 

Echamos 4 cucharadas de aceite en una olla y ponemos a pochar la cebolla previamente picada. Cuando tome un color transparente, echamos la salsa de tomate.

Incorporamos la sepia y salpimentamos. Añadimos ½ vaso de vino blanco, una hoja de laurel y una cucharadita rasa de pimentón. Dejamos cocer 15 minutos con la olla tapada a fuego medio-bajo. 

Pasado el cuarto de hora echamos las patatas peladas y cortadas a trozos como para guiso (desgajándolas al final del corte) y cubrimos con agua. Dejamos unos 30 minutos cociendo.

Picamos en un mortero un diente de ajo y una ramita de perejil con una pizca de sal. Añadimos al guiso 5 minutos antes de apartarlo del fuego. 

Retiramos la hoja de laurel y servimos caliente.

11 jun. 2012

Salmorejo

Cuando aprieta el calor, tanto el salmorejo como el gazpacho son platos que se preparan en todas las cocinas españolas. Tal vez sea más conocido el gazpacho andaluz, pero el salmorejo no tiene nada que envidiarle, ya que está igual de rico y es tan fácil de hacer o más que el gazpacho.






Para preparar salmorejo para dos personas vamos a necesitar:
1/2 kg de tomates
100 gr de pan de días anteriores
1 diente de ajo 
150 ml de aceite de oliva (aproximadamente)
Sal
1 huevo cocido para decorar
Pimienta (opcional)

Escaldamos los tomates y los pelamos.
En el vaso de la batidora, ponemos el pan partido a trozos, los tomates pelados cortados en trozos, el diente de ajo (al que le habremos quitado el germen para que no repita tanto), el aceite y la sal.
Batimos bien hasta que nos quede una crema finita. 
Metemos al frigorífico unas horas para que enfríe bien.
Servimos y decoramos con el huevo duro picado y pimienta al gusto.


Si no nos gusta que la crema quede densa, podemos pasarlo por el pasapurés.
También podemos acompañar este salmorejo con jamón picado o con bacalao desmigado.

7 jun. 2012

Un día en Santa Pola

El sábado pasado decidimos pasar el día en Santa Pola, pueblecito costero que está a tan sólo 18 km de Alicante, que además de unas maravillosas playas, tiene unos cuantos museos y sitios de interés para poder visitar.

Nada más llegar fuimos al museo de la sal, situado en un antiguo molino salinero. Pudimos ver el mecanismo del viejo molino y nos contaron toda la historia de esta actividad económica, la dinámica de las salinas, la fauna y flora del Parque Natural de las Salinas de Santa Pola, que también pudimos ver haciendo una de las rutas a pie alrededor del Parque.

Para coger fuerzas después de la caminata fuimos a un restaurante cerca del museo y nos comimos un delicioso pulpo a la plancha con patatas...





... que estaba buenísimo, tiernecito pero tostado, y después un arroz a banda, típico de la gastronomía santapolera... 










...también muy bueno, aunque tal vez un poco salado. Eso sí, acompañado de un buen ali oli.

4 jun. 2012

Bizcocho de naranja al estilo Isasaweis

Hace mucho tiempo que sigo a Isasaweis, porque además de ser un sol y explicarse a las mil maravillas (con ese acento asturiano que me recuerda tanto a mi querida amiga R.) hace unas videorecetas en las que el paso a paso parece tan sencillo que dan ganas de hacerlas todas. De hecho, yo ya he hecho la mayoría de ellas. Como por ejemplo este bizcocho, muy sencillo de hacer y con un resultado muy bueno, con un saborcito a naranja que uhhmmmmm!!! ¡Nos encanta!


He adaptado un poco las cantidades y el modus operandi, pero básicamente es el mismo que ella hace en su vídeo. Los ingredientes para hacer este bizcocho de naranja al estilo Isasaweis son:
  • 70 ml de aceite de girasol
  • 200 gr de azúcar
  • 180 gr de harina
  • 1 sobre de levadura Royal
  • 3 huevos
  • 1 naranja de zumo
Pelamos la naranja, intentando quitar la segunda piel blanca que recubre la pulpa lo máximo posible. Partimos en trozos, quitamos pepitas si las hubiera, y la echamos al vaso de la batidora. Incorporamos el aceite, el azúcar y los huevos y batimos bien durante unos minutos hasta que quede todo con una textura homogénea. 

Lo vertemos en un bol y con ayuda de un tamizador (se puede usar también un colador) vamos añadiendo la harina y la levadura. Con un cucharón mezclamos todo hasta que quede una masa uniforme.

Necesitaremos un molde, mejor si es desmoldable, que impregnaremos de aceite  en su interior para que no se pegue el bizcocho a las paredes. Yo he utilizado un molde de unos 20 cm de diámetro y el bizcocho me ha quedado bastante alto. Si no queremos que nos quede tan "tocho", tendremos que utilizar un molde con un diámetro mayor.

Vertemos la masa en el interior del molde e introducimos en el horno precalentado a 180ºC. Lo dejamos hornear durante 40 minutos.


Yo siempre pelo la naranja totalmente, ya que no me gusta nada que el bizcocho pueda tener algo de sabor amargo, por lo que bajo un poco la cantidad de azúcar ya que no necesito endulzarlo tanto, y subo un poco la de harina. Después de hacer muchas veces este bizcocho, estas son las cantidades con las que a mi me queda perfecto. Os animo a hacerlo y a visitar las videorecetas de Isasaweis.