30 abr. 2012

Crema de zanahoria

Hoy traigo una de mis cremas favoritas, por su sabor, su color y porque resulta un plato muy indicado para tomarlo tanto en invierno, bien calentito, como en verano, porque es muy ligera y tomándola fría está igual de rica.



Para elaborar esta crema de zanahoria para dos personas vamos a necesitar:
  • 6 zanahorias medianas 
  • 1 patata grande
  • 1 cebolla
  • 2 quesitos o 1 cucharada de queso tipo filadelfia (si queremos que el plato tenga menos calorías podemos utilizar light)
  • sal
  • pimienta 
  • aceite de oliva virgen extra

Podemos hacerlo de dos maneras, en olla convencional o en olla express. Pondré los tiempos para cada una de ellas y cada cual que elija.
Para empezar picamos la cebolla finamente y la pochamos en una olla (normal o express, la que vayamos a utilizar), con un chorrito de aceite de oliva y sal, durante unos 10 minutos aproximadamente a fuego medio-bajo.
Cortamos la zanahoria en dados de 2 cm aproximados de grosor y la incorporamos a la olla.
Pelamos las patatas y las cortamos en trozos no muy grandes, como para guiso, y las incorporamos también a la olla. Salpimentamos y rehogamos un par de minutos.
Pondremos agua hasta que quede todo cubierto. En este momento, si utilizamos la olla express taparemos y contaremos 10 minutos desde el momento en que comience a salir el vapor por la válvula. Si usamos una cacerola convencional, dejaremos hervir a fuego medio durante unos 20-25 minutos, o hasta que veamos que la patata y la zanahoria estén cocidas.
Una vez terminada la cocción, añadimos el queso y trituramos con la batidora hasta que nos quede una crema fina. Probamos y rectificamos de sal. 



Como sugerencia, cuando la sirvamos en los platos podemos espolvorear un poco de pimienta, un chorrito de aceite y acompañar con unas galletitas saladas. Y ya podemos disfrutar de esta deliciosa crema con el característico toque dulzón de la zanahoria.

25 abr. 2012

Galletas de mantequilla

Receta fácil. Qué digo fácil, sencillísima. Además me parece una manera perfecta para que los niños se acerquen a la cocina y puedan meter "las manos en la masa". Sin contar con el aroma del que se llena toda la casa cuando las horneamos.

Llevo años haciendo estas galletas y nunca me ha surgido ningún problema. Bueno sí, el único problema es que están tan ricas, que acabo comiendo un montón y eso no hay cartucheras que lo aguanten. A si que, como sólo somos dos, suelo hacer la receta adaptada y utilizo la mitad de ingredientes; Aún así suelen salir unas 35 o 40 galletas.

Los ingredientes necesarios para hacer estas riquísimas galletas de mantequilla son:
  • 150 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de azúcar
  • 1 huevo
  • 375 gramos de harina

La elaboración es muy sencilla. En un bol ponemos la mantequilla que habremos derretido en el microondas en la opción de descongelar durante unos segundos, con cuidado de que no se caliente demasiado porque se estropearía. Mezclamos la mantequilla con el azúcar.Nos quedará una especie de crema.
Incorporamos el huevo e integramos con los anteriores ingredientes. 
Vamos añadiendo la harina poco a poco, y conforme vaya cogiendo consistencia, iremos trabajando con las manos hasta que se forme una masa que no se pegue a los dedos. Hacemos una bola con la masa, la envolvemos en papel film transparente, y dejamos reposar en el frigorífico una hora.
Pasado este tiempo, enharinamos la superficie de trabajo, ponemos la masa sobre ella y con ayuda de un papel film transparente que pondremos sobre la masa para que no se pegue el rodillo, iremos estirándola hasta que obtengamos una lámina de medio centímetro de grosor aproximadamente. 
Con ayuda de un cortapastas vamos recortando las galletas que iremos poniendo en una bandeja para horno sobre la que habremos puesto papel de hornear o vegetal. 
Con la masa que nos sobre una vez recortada la primera tanda de galletas, volveremos a amasar y estirar la masa, y recortamos otra vez con el cortapastas, y así sucesivamente hasta que no nos quede masa.
Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo, e introducimos las galletas. Las hornearemos unos 15-20 minutos, siempre vigilando para que no se quemen. Las sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Están tan ricas que desaparecen en un momento...


Me parecen una opción perfecta para acompañar el café o té de media tarde o para llevar como detalle de cortesía a una invitación de comida / cena. Además, si las decoramos con chocolate de cobertura pueden quedarnos muy resultonas. ¿No os parece?.

23 abr. 2012

Concurso "Cocina con Uno de Dos": Pizza manchega

El gastroblog UNO DE DOS cumple ya 3 añazos y para celebrarlo han convocado un concurso muy interesante: "Cocina con Uno de Dos"


Nos plantean hacer una receta, dulce o salada, que incluya entre sus ingredientes los dos básicos por excelencia en nuestras cocinas: aceite y harinaCon este planteamiento, se me ocurren infinitas posibilidades de recetas que pueden surgir con la combinación de ambos. 

Dado que es la primera vez que me presento a un concurso siendo blogger, he de confesar que me hace mucha ilusión hacerlo, y aunque me haría más ilusión, si cabe, ganar alguno de los 3 premios maravillosos, sé que va a estar reñido, y como bien dicen, lo importante es participar y pasarlo bien mientras tanto.

He de confesar que cuando vi el concurso me vinieron a la cabeza un montón de recetas para llevar a cabo, pero al final me decidí por esta pizza manchega, por varios motivos: el aceite y la harina son ingredientes protagonistas de ella, es fácil y está buenísima, y el tercer protagonista es el queso manchego (guiño a mi tierra).



Los ingredientes necesarios para preparar esta pizza manchega para dos personas son:
  • 250 gr de harina de trigo y un poquito más para amasar
  • 25 ml de aceite de oliva virgen extra y un poquito más para untar
  • 5 gr de levadura de panadero
  • 1 cucharadita de sal
  • 150 ml de agua templada
  • 1 cuña de queso manchego curado de unos 200 gr aproximadamente
  • 100 gr de salsa de tomate o tomate triturado
  • Romero seco picado

18 abr. 2012

Magdalenas de nata rellenas de mermelada de arándanos


Llevamos muchos años siendo bombardeados con ideas de que hay que comer sano, y que los productos de bollería son "veneno" para nuestro cuerpo. Y no lleva falta de razón esta afirmación, pero también es verdad que nuestro cuerpo necesita dulce y debemos dárselo. Y en nuestra mano está darle lo mejor, y qué mejor que dejar de lado la bollería industrial y elaborar estos productos nosotros mismos, con ingredientes sanos y sencillos, sin aditivos, ni conservantes ni colorantes, 100% casero, que además de ser mucho más sano, nos entretiene y llena nuestra casa de olor a hogar de los de antes.




La receta base de estas magdalenas la cogí de la web de Isasaweis, que además de trucos de belleza y maquillaje, hace unos vídeos muy explicativos de recetas muy fáciles de hacer. He modificado algún punto de la elaboración y también la cantidad de los ingredientes, porque en casa sólo somos dos, y una cosa es desayunar magdalenas y otra muy distinta es pegarse un "atracón" (con la excusa de que no se pongan duras).

A si que aquí os dejo mi versión de estas magdalenas de nata, en este caso rellenas de mermelada de arándanos que le aporta un toque distinto.



Para hacer unas 20- 25 magdalenas de nata rellenas de mermelada de arándanos vamos a necesitar:
  • 2 huevos 
  • 175 gramos de harina
  • 125 gramos de azúcar
  • 125 ml de aceite de girasol o aceite de oliva suave
  • 50 ml de nata líquida para postres
  • 1/2 sobre de levadura química 
  • Ralladura de 1/2 limón
  • Mermelada de arándanos

11 abr. 2012

Macarrones a la cilentana

Soy una enamorada de la pasta ... Fresca, seca, rellena, con sabores y formas diferentes, y es que es tan versátil, tan simple y compleja a la vez, que nos permite hacer mil combinaciones posibles y en cada una de ellas tenemos un plato distinto que nunca defrauda.

No voy a discutir cual es es origen exacto de la pasta, yo me quedo con la explicación más mitológica. Y es que cuenta la leyenda que atribuye la creación de la pasta a una pelea entre el dios del fuego Vulcano y Ceres, la diosa de la agricultura. Vulcano enfureció y arrancó los granos de trigo de la tierra, lo trituró y la harina obtenida la introdujo en la boca de Vesubio y la roció, entre llamas y vapores, con jugo de aceitunas, obteniendo un suculento plato. De ahí surgió el primer delicioso plato de pasta, y desde entonces hemos podido disfrutar de esta maravilla de los dioses.

Hoy voy a compartir una receta típica de la costa cilentana en la región de Campania, sabrosa, rápida y fácil de elaborar con ingredientes muy sencillos.



Para preparar penne a la cilentana para dos personas vamos a necesitar:
  • 160 gr de macarrones
  • Una patata mediana o dos pequeñas
  • 60 gr de bacon 
  • Dos tomates medianos o uno grande
  • 1 cebolla mediana
  • Aceite de oliva
  • Queso parmesano en polvo 
Pelamos la patata y la cortamos en dados de unos 2 cm. Ponemos una cacerola con agua al fuego, donde pondremos los dados de patata, y cuando llegue a hervir, añadimos la pasta y cocemos hasta que esté al dente o a nuestro gusto.
Mientras en una sartén con aceite doramos la cebolla que habremos picado previamente, junto con el bacon cortado en tiras y los tomates pelados y cortados en dados.
Cuando la pasta está lista, la escurrimos y la echamos directamente a la sartén donde tenemos la salsa. Removemos bien para que el almidón espese la salsa y los macarrones se impregnen bien de sabor.
Servimos y espolvoreamos con el queso parmesano en polvo.

Buon appetito.

4 abr. 2012

Torrijas de Semana Santa

“La semana que viene es Semana Santa, ¿qué vamos a hacer? " Eso es lo que me preguntó mi novio el otro día mientras cenábamos.
¿Y sabéis que es lo primero que se me pasó por la cabeza? Torrijas
Sí, si, como lo leéis, lo primero en lo que pensé al oír Semana Santa fue en las deliciosas torrijas. ¡Ummmh, qué ricas!. Si es que al final, las cosas más sencillas, son las que te calan más hondo. 
Porque no me negaréis que hacer torrijas no es lo más sencillo del universo. Bueno, puede que lo segundo o tercero más sencillo, pero con unos cuantos ingredientes que todos tenemos en casa, podemos hacer este postre-dulce-desayuno-merienda que está para chuparse los dedos.

Hay muchas formas de hacer torrijas, y cada uno usa sus propios toques o truquis; hay quien las moja en vino o licor, o las endulza con miel, pero yo soy muy básica: pan, leche y huevos. Y aceite de oliva, claro, que sino no hacemos ná.



Para preparar torrijas para dos personas vamos a necesitar:

  • Pan, 4 rebanadas grandes de unos 3 cm de grosor, a poder ser del día anterior o de dos o tres días. Yo he utilizado el pan de pueblo del Mercadona que nos encanta
  • Leche, aproximadamente un vaso
  • 1 huevo
  • 1 o 2 cucharadas de azúcar 
  • Aceite de oliva para freír

Cortamos el pan en rebanadas de unos 2 o 3 cm de grosor. Por un lado batimos el huevo en un plato y lo reservamos. En otro plato ponemos leche en la que habremos disuelto el azúcar y vamos remojando las torrijas, que queden bien empapadas, pero sin llegar a deshacerse.
Sacamos el pan de la leche, y cuando deje de gotear lo metemos en el huevo que hemos batido previamente, vuelta y vuelta, que quede bien impregnado y seguidamente lo echamos en la sartén con el aceite bien caliente.
Cuando esté dorado por un lado le damos la vuelta, y una vez dorado por ambos lados, lo sacamos a un plato con papel absorbente. Cuando hayamos terminado de hacer todas las torrijas, espolvoreamos con un poco de azúcar por encima, y a disfrutar.

Me salieron 4 torrijas grandotas, y una de ellas me la zampé caliente, no puede esperar a que llegase mi chico del trabajo, el olor me tentaba. El resto nos las comimos juntos, el con leche y yo con zumo de naranja. Nos supieron a gloria bendita. Qué sabor, qué olor, qué recuerdos de cuando las comía de merienda con mis primos en el pueblo, cuando íbamos en vacaciones de Pascua. Eran otros tiempos en los que no se contaban calorías; ahora estoy pensando en los días que tendré que ir a correr para quitarme de encima las dos torrijas pero... que buenas estaban!.

PD. Ya sé que no he sido nada original, y que ahora mismo están los blogs llenos de recetas de torrijas, pero la semana pasada me dejé llevar por los recuerdos torrejiles, sorry!. Además la foto me quedó muy bonica y así hacemos un poquito de competencia a los huevos de Pascua, que están por todas partes. 

Edito: El viernes pasado día 30 fue el II Concurso Mundial de Torrijas en mi Albacete natal, y yo me lo perdí. ¿Alguien fue al evento?.